Verdebandera

La UNESCO presiona a México por la Vaquita Marina

Vaquita Marina. Foto: NICKLIN MINDEN WWF

Toda el área protegida del Mar de Cortés la considera desde ahora en la Lista de Patrimonio Mundial en Peligro

Por: Sergio Hernández Márquez (@sergio2hm)

3 de julio de 2019.- La preocupación internacional por la inminente extinción de la vaquita marina en el Golfo de California generó hoy que la UNESCO solicitara al Gobierno de México que haga mayores esfuerzos por salvar a este mamífero marino que no existe en otra parte del mundo.

El Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO decidió “alentar” a México, según la postura oficial, para que el país fortalezca sus actividades de monitoreo y evitar la extinción inminente de la vaquita.

También en la UNESCO quieren asegurar que el área donde se concentran los últimos ejemplares de vaquita marina esté completamente exenta de redes donde queda atrapado este animal y muere.

Tratan en la UNESCO el tema de la vaquita marina en en Bakú, Azerbaiyán

La intervención de la UNESCO se da porque en el año 2005 declaró como patrimonio mundial a las Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California, abarcando prácticamente todo el Mar de Cortés, desde Baja California hasta Nayarit donde se encuentran estas 244 islas, islotes y zonas de litoral de importancia para la conservación.

Lo que hizo hoy el comité reunido en Bakú, Azerbaiyán, fue poner a esta zona de patrimonio mundial en la lista roja llamada oficialmente “Lista del Patrimonio Mundial en Peligro”.

Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California
Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California

En año 2005, cuando se hizo la declaratoria de protección de la UNESCO de toda la zona, se estimaba la existencia de cerca de 300 ejemplares de vaquita marina, pero en la actualidad los cálculos científicos estima que no hay ni 30.

El Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO no sólo pidió mayores esfuerzos a México: también solicita que los países de tránsito y destino de la vejiga natatoria de totoaba apoyen la lucha contra el comercio ilegal, o sea China.

El asunto está así: la vaquita marina muere porque hay un tráfico ilegal de la parte de un pez llamado totoaba, y esa parte es la vejiga natatoria, que ayuda a que el pez nade y flote. Para atrapar a la totoaba y sacarle esa vejiga natatoria los pescadores de poblados como San Felipe y Puerto Peñasco, en el Alto Golfo de California, colocan redes donde cae la totoaba pero también la vaquita marina.

Pescar totoaba es ilegal porque es otro pez en peligro de extinción, pero en China se pagan miles y miles de pesos por una vejiga natatoria, habiendo un tráfico internacional en donde intervienen mafias mexicanas y asiáticas.

Sergio Hernández