Verdebandera

Alianza entre Cinvestav y Grupo Iberostar busca proteger corales en la Riviera Maya

Se construirá un vivero madre de coral para diferentes especies y con el propósito de ser sostenible a largo plazo. Servirá como espacio para resguardar la diversidad de especies, analizar la variación temporal de la comunidad coralina, además de establecer una plataforma de investigación

16 de julio de 2020.- El grupo hotelero Ibeerostar decidió acercarse al Laboratorio de Ecología de Ecosistemas de Arrecifes Coralinos (LEEAC) del Cinvestav, en aras de tener un aliado científico para garantizar las buenas prácticas en el cuidado y restauración de sistemas coralinos ubicados en las inmediaciones de sus desarrollos turísticos.

Al acelerar su programa de restauración de corales en dos ubicaciones del Caribe mexicano, Grupo Iberostar se ha comprometido a apoyar la investigación en la Riviera Maya junto con el grupo de especialistas del Cinvestav, encabezado por Jesús Ernesto Arias-González, con la esperanza de preparar a los arrecifes de la región para los cambios que se esperan por causa de los brotes de enfermedades, la contaminación por nutrientes y los impactos del cambio climático.

A nivel mundial, la firma turística tiene alrededor del 80 por ciento de sus instalaciones a lo largo de la costa, de ahí su compromiso con la protección integral de los océanos. De hecho, en 2017 inició en República Dominicana con un vivero de corales en el Santuario Marino y la construcción de un laboratorio de investigación de corales de última generación en su complejo hotelero en Bávaro. Ahora, trabaja para complementar el trabajo de sus colegas en la Riviera Maya mediante la expansión de su programa centrado en la restauración de corales en el mar, para aumentar la protección costera.

En este caso, el trabajo de investigación se realiza en conjunto con el Cinvestav, y se trata de un proyecto más amplio para escalar hacia la restauración de los ensamblajes de peces de los arrecifes del Caribe Mexicano mediante la aplicación de técnicas novedosas con un proyecto de Problemas Nacionales financiado por el Conacyt. Así como la restauración de los corales para aumentar la biodiversidad de peces, según refiere el investigador del LEEAC-Cinvestav, Camilo Cortés-Useche.

La importancia del arrecife Mesoamericano no puede ser subestimada, ya que sus amenazas requieren acciones audaces para la restauración escalable de los arrecifes de coral. Los ecosistemas marinos están colapsando debido a varios factores de estrés, entre ellos la sobrepesca, el calentamiento global y la contaminación urbana.

Los arrecifes de coral no han sido una excepción y la biodiversidad de estos ecosistemas son amenazados por perturbaciones tanto naturales como humanas. Además, desde 2014 la propagación de la Enfermedad por Pérdida de Tejido de Coral Pétreo (SCTLD, por sus siglas en inglés) ha causado que el arrecife Mesoamericano pierda el 40 por ciento de su cobertura en sólo dos años. Esto pone de relieve la creciente necesidad de que el sector privado trabaje junto con los socios locales y el gobierno para acelerar acciones para la protección y la restauración de estos ecosistemas críticos.

Para ayudar a combatir esto, se construirá un vivero madre de coral para diferentes especies y con el propósito de ser sostenible a largo plazo. Servirá como espacio para resguardar la diversidad de especies, analizar la variación temporal de la comunidad coralina, además de establecer una plataforma de investigación a través del uso de herramientas científicas. Iberostar colabora con el Cinvestav, institución dedicada a encontrar soluciones a los problemas de los ecosistemas a través de la tecnología y la formación de vanguardia, como menciona Jesús Ernesto Arias-González, responsable del LEEAC.

Es necesario aprovechar esta reapertura del sector turístico para reconstruirse en beneficio del entorno, tal como la iniciativa Wave of Change pretende preservar el medio ambiente y proteger los océanos.

«Cuando grupos como Iberostar hacen un esfuerzo para utilizar objetivos basados en la ciencia para la restauración de los arrecifes a escala en todos los lugares donde opera, empezamos a ver un punto de inflexión a favor de la conservación de los arrecifes», mencionó Johanna Calle-Triviño, coordinadora regional del equipo científico de Iberostar. «Esperamos que este trabajo no sólo mejore la protección costera frente a Iberostar, sino que otros trabajen con nosotros colectivamente para ayudar a restaurar el arrecife a lo largo de toda la región».

“Este esfuerzo entre el sector de la iniciativa privada y la investigación es un ejemplo de las potenciales sinergias que se pueden hacer en la región para restaurar, conservar y preservar la biodiversidad de los arrecifes coralinos”, mencionó Jesús Ernesto Arias-González.

Redacción

Deja un comentario

Apoya a Verdebandera y ayúdanos a seguir haciendo periodismo ambiental